sábado, septiembre 23, 2006

Mensajes de seguridad de la Embajada Gringa en Bogotá

Mensajes de seguridad

Fuente: http://bogota.usembassy.gov/wwwsc094.shtml disponible 2006-09-23

Centros comerciales al norte de Bogotá temporalmente fuera de límites debido a amenazas
21/09/06

Este mensaje es para alertar a los ciudadanos estadounidenses que viajen o residan en Colombia, que la Embajada ha recibido información sobre una amenaza de las Farc de emplear elementos explosivos para ser detonados en centros comerciales ubicados al norte de Bogotá. Como resultado de esta información, a partir de este momento se prohíbe a los funcionarios de la Embajada frecuentar todos los centros comerciales y áreas aledañas ubicadas al norte de Bogotá. Se recomienda fuertemente a la ciudadanía estadounidense evitar estas áreas.

Esta restricción será efectiva hasta el primero de octubre de 2006, o hasta nuevo aviso. Como siempre, la ciudadanía estadounidense en Colombia debe tomar las medidas necesarias en lo que se refiere a su seguridad personal. Deben variar sus rutas, las horas de llegada y salida, y permanecer alerta con respecto a su entorno. Los ciudadanos estadounidenses en Colombia siempre deben evitar los lugares públicos de reunión o las manifestaciones.

Para mantenerse al día con respecto a la más reciente información sobre seguridad, los estadounidenses que viajen al exterior deberán revisar con regularidad la página Web del Departamento de Estado: http://travel.state.gov. Allí pueden encontrar los Anuncios Públicos de Advertencias Mundiales (Worldwide Caution Public Announcement); Advertencias al Viajero (Travel Warnings) y Anuncios Públicos (Public Announcements). También se puede obtener información actualizada llamando sin costo alguno dentro de Estados Unidos al 1-888-407-4747, o llamando desde fuera de Estados Unidos y Canadá al 1-202-501-4444. Estos números están disponibles de 08:00 a 20:00, hora del este, de lunes a viernes (excepto en días festivos de EE.UU.). Se invita a los ciudadanos estadounidenses que trabajen o residan en el exterior a registrarse en la Embajada o Consulado de Estados Unidos más cercano, o en la página de registro de viajeros del Departamento de Estado: https://travelregistration.state.gov.

En caso de emergencia puede comunicarse con la Sección Consular en Bogotá, ubicada en la Calle 22D-Bis No. 47-51, Bogotá, D.C., Colombia. Para llamadas de emergencia las 24 horas, puede llamar al (57-1) 315-0811.


Para mayor información sobre viajes a Colombia, las/os viajeras/os deben consultar el aviso último del Departamento de Estado (Travel Warning) y la hoja de información consular (Consular Information Sheet for Colombia). Para mayor información sobre viajes y seguridad, se les sugiere a las/os ciudadanas/os estadounidenses referirse al anuncio de precaución mundial (Worldwide Caution Public Announcement).

Además de la información disponible en la internet, las/os viajeras/os estadounidenses pueden escuchar mensajes grabados llamando al Departamento de Estado en Washington, D.C., al (202) 647-5225 desde un teléfono de tonos, o recibir información por fax automático llamando al (202) 647-3000 desde su propio fax.

Las/os ciudadanas/os estadounidenses pueden inscribirse por la internet. La información de la inscripción llega inmediatamente a la Embajada y queda protegida bajo la Ley de Privacidad.

¿Vive en Colombia? Inscríbase en la Embajada

¿Viajará a Colombia? Inscriba su itinerario

Se alienta firmemente a todas/os las/os ciudadanas/os estadounidenses en Colombia a inscribirse con la Embajada. Pueden obtener información sobre viajes y seguridad en Colombia llamando a la Sección Consular de la Embajada al (571) 315-1566 y pidiendo la Unidad de Servicios a Ciudadanos (ACS). Esta Unidad está abierta al público, incluso para inscripción, de 8:30AM a 12:00M, de lunes a jueves, exceptuando los días festivos de Colombia y Estados Unidos. La Embajada está en la Avenida El Dorado con la Carrera 50; teléfono (571) 315-0811 durante horas de oficina (8:30AM a 5:00PM), o 315-2109/2110 para emergencias fuera de horas laborales; fax (571) 315-2196/2197; página en http://bogota.usembassy.gov. La Agencia Consular en Barranquilla, la cual ofrece servicios consulares limitados, está en la Calle 77B # 57-141, Piso 5, Centro Empresarial Las Americas; teléfono (575) 353-2001; fax (575) 353-5216; correo electrónico: conagent@metrotel.net.co



Prácticas de seguridad personal

La Embajada urge a todas/os las/os ciudadanas/os estadounidenses en Colombia a permanecer alerta y tomar medidad activas para mejorar su seguridad personal. Evitar patrones predecibles en los desplazamientos es una de las mejores prácticas de seguridad. Las siguientes sugerencias pueden servir de guía para evitar convertirse en víctimas de un ataque terrorista:

Buenas prácticas de seguridad incluyen:

  1. evitar grandes reuniones públicas
  2. evitar sitios frecuentados por ciudadanas/os estadounidenses
  3. no convertirse en cliente asiduo de algunos establecimientos
  4. no sentarse cerca de la calle o de las ventanas en restaurantes y clubes
  5. variar las rutas y horarios de desplazamiento entre residencia y oficina
  6. permanecer alerta a la posibilidad ser vigilanda/o por personas que pueden estar planeando un ataque


Frecuentar establecimientos públicos

  • No frecuente el mismo establecimiento habitualmente; eso le pone en peligro y a otras personas también.
  • Escoja una mesa en el restaurante la cual quede lejos de las ventanas pero no muy cerca de los baños, donde fácilmente podría quedar desapercibido un objeto explosivo pequeño.
  • Si es imposible identificar un paquete, bolso o caja en un restaurante, salga inmediatamente.
  • Verifique si el establecimiento tiene una salida de emergencia o por la parte trasera.
  • Si cuelga su saco o abrigo en la silla o en otro sitio, no deje objetos personales en él; ha habido informes de robos de billeteras y documentos de identidad dejados en los bolsillos.
  • Si tiene un bolso, póngalo sobre sus piernas o entre sus pies.
  • No haga ostentación de objetos caros; se recomienda no usar joyas extravagantes, relojes, etc. a sitios públicos.
  • Nunca descuide su comida ni bebida; los criminales utilizan la escopolamina a menudo en Bogotá para incapacitar a sus víctimas y robarles, poniendo esa droga en comida o bebida.
  • Trate de no beber mucho en sitios públicos; así se convierte en blanco más fácil para los criminales, además de no poder pensar claramente como para salir de una situación peligrosa.
  • No salga sola/o a restaurantes, bares o clubes.
  • No se suba a un taxi por la calle; llame uno por teléfono o solicite que el establecimiento pida uno. Confirme el número del móvil o la placa y si llega uno distinto, no lo acepte.


Astucia

Cuando visite centros comerciales, restaurantes, aeropuertos, y otros sitios públicos, permanezca alerta y mantenga en mente las prácticas de seguridad fuera de su hogar. Para disminuir los riesgos:

  • Quédese en grupos al salir de compras, a restaurantes u otros sitios públicos.
  • Tenga especial cuidado con sus hijas/os, asegurándose de que nunca salgan solos.

  • Evite usar buses.
  • Los ladrones tienden a atacar a quienes parecen preocupadas/os o confundidas/os, así que lo más importante es permanecer alerta y consciente de sus alrededores.
  • Si alguien le pregunta direcciones o la hora, párece a más de dos metros de la persona, con los pies a la misma separación de los hombros, hable en tono neutro pero con autoridad. Nunca quite sus ojos de la cara y las manos de la persona. Conteste rápidamente y siga su camino.
  • Camine por el centro de la acera, de cara hacia el tráfico; algunos ladrones pasan en moto o bicicleta para arrancar bolsos de los peatones.
  • Los carteristas operan más exitosamente en muchedumbres. Cuando esté entre un grupo, si es mujer, cuelgue su bolso o cartera debajo del brazo y no separe el brazo del cuerpo. Mantenga su mano sobre el broche de abrir la cartera. En lo posible es mejor no llevar cartera.
  • Si es hombre debe llevar su billetera en un bolsillo de adelante, y en muchedumbres, mantener una mano sobre ese bolsillo. Lo mejor es llevar únicamente la identificación y el dinero necesario.
  • No use joyas caras cuando salga a caminar o de compras para evitar convertirse en blanco de los criminales.
  • Siempre es buena idea llevar algún dinero en un sitio fuera de la billetera.


Seguridad en automóvil

Ciertas medidas pueden ayudar a disminuir el riesgo de convertirse en víctima en incidentes relacionados con automóviles:

  • Antes de subirse al automóvil, inspeccione si el vehículo tiene ciertas anomalías:
    • objectos frente a las llantas o encima de ellas, cables que salen de las puertas, capó, baúl o tapa de la gasolina
    • pedazos de alambre o cinta aislante en el piso debajo o alrededor del automóvil.
  • Trate de variar su ruta entre el hogar y la oficina, así como las horas de salida y llegada, variando hasta en 30 minutos y frecuentemente. Evite ser sistemática/o en sus movimientos. Permanezca consciente de sus alrededores; de los vehículos o peatones al lado suyo. También debe permanecer consciente de lo que está sucediendo frente a usted a medida que va manejando. Mientras maneja, esté lista/o para tomar acciones de evasión. Siempre piense en escenarios posibles que podríany ocurrir y cómo reaccionaría en cada caso. Permanezca alerta a las motocicletas, bicicletas y peatones cerca de su vehículo y de cómo actúen. La mayoría de los incidentes planeados, ya sea por criminales o por terroristas, ocurren cerca del hogar o cerca de la oficina, en un "embudo" por el cual usted pasa habitualmente.
  • Manténgase consciente de las áreas por las cuales maneja. Prepare su ruta con anticipación y siempre piense en rutas alternas seguras en caso de emergencia o de desvíos.
  • Trate de dejar tanto espacio como sea posible entre su vehículo y el de adelante cuando tenga que parar por el tráfico. Muchas personas han reportado que les han arrancado espejos o limpiabrisas cuando les es imposible moverse por el tráfico. Además, se sugiere guardar lo que lleve en el baúl o en la guantera.


Paquetes

Se les aconseja a los ciudadanos estadounidenses en Colombia seguir los siguientes pasos para prevenir en caso de cartas o paquetes bomba:

  1. Identificar un área de seguridad donde todo el correo sea recibido y examinado antes de llevarlo a personas o sitios de trabajo.
  2. Establecer procedimientos para el recibo de paquetes y correo que incluya métodos de inspección, una lista de indicadores de bomba, y el registro de la identidad del quién los entregó.
  3. Hasta donde sea práctico, instale cámaras de video para vigilar los puntos de recepción de correo.
  4. Si se recibe una carta o paquete sospechoso, notifique inmediatamente a la Policía Anti-explosivos.


Cómo reconocer la vigilancia

La vigilancia es necesaria para el éxito en los planes terroristas. La experiencia nos ha enseñado que los ataques terroristas generalmente han sido precedidos de vigilancia pre-operacional durante la cual los terroristas recogen inteligencia sobre su blanco. La vigilancia se define como el proceso de observación de sitios, vehículos y personas para obtener información detallada. Cualquier indicación de vigilancia se debe informar inmediatamente a la oficina de seguridad de su empresa o a la Policía.

Todos los programas de entrenamiento, diseñados para proteger a los individuos de convertirse en víctimas del terrorismo, recomiendan que las personas permanezcan alertas a la vigilancia. Este es un excelente consejo, pero, lamentablemente, en la mayoría de los casos no es suficiente, porque las personas no han tenido entrenamiento para detectar la vigilancia, y las organizaciones terroristas a menudo tienen métodos muy sofisticados de vigilancia. La deteccióin de la vigilancia llevada a cabo por expertos no es tan fácil como las películas nos muestran. Afortunadamente, el tipo de vigilancia llevada a cabo por las organizaciones terroristas normalmente no es tan complicada como la de las organizaciones de inteligencia ni involucra a muchas personas ni mucho equipo. No obstante, para que la gente tenga la oportunidad de detectar la mayoría de formas de vigilancia, tendría que estar familiarizada con las técnicas que se usan.

El propósito de la vigilancia es determinar: (1) la conveniencia de ese blanco de acuerdo a las precauciones de seguridad, físicas y de procedimientos, que el individuo ha tomado, y (2) la mejor hora, sitio y método para el ataque. Esta vigilancia puede durar días o semanas dependiendo del tiempo que les tome a las/os vigilantes obtener la información que necesitan. Naturalmente, la vigilancia de una persona muy rutinaria y quien toma pocas precauciones, demorará menos tiempo. Las/os vigilantes a menudo no participan en el ataque, ni el ataque se lleva a cabo mientras todavía se está vigilando al blanco.

Antes de comenzar la vigilancia, la mayoría de los expertos recogen información de otras fuentes sobre el blanco. La información de registros públicos entregada a la organización terrorista por algún simpatizante dentro de la empresa, la policía, u otra oficina gubernamental puede revelar datos útiles sobre el blanco, como los nombres de sus familiares, una dirección, una descripción de sus vehículos con las placas, fotografías, etc. Las/os vigilantes también visitarán el barrio donde vive y trabaja el blanco. Esto les permite seleccionar posiciones de observación, los tipos de vehículos usados, la vestimenta que deben usar, y la artimaña que deben usar para parecer comunes y con razones verosímiles para estar en el área.

Básicamente hay tres formas de vigilancia: a pie, en vehículo y estacionaria (generalmente clasificada como móvil o estática). A continuación una corta descripción de las técnicas más comunes de estos tipos de vigilancia y unos métodos para detectar cada una:

La vigilancia a pie puede ser llevada a cabo por uno o más individuos. La vigilancia por una persona a pie es bastante complicada y fácil de detectar. La/El vigilante debe permanecer cerca del blanco, especialmente en sitios congestionados, para evitar perderlo. En sitios menos congestionados la/el vigilante puede mantenerse a mayor distancia, pero por haber menos peatones la/el vigilante se nota más. Lo que complica las cosas es el uso de un disfraz (talvez un uniforme), el cual hace que la/el vigilante se vea distinto. Una posibilidad es que use una bolsa u otro empaque para llevar la ropa que para cambiarse, especialmente si la bolsa es de un almancén que no existe en el barrio, o el empaque se ve raro. Cuando se sospecha que alguien usa un disfraz, se debe poner mucha atención a los zapatos y pantalones o faldas. Generalmente esos artículos no se cambian tan fácilmente. En ascensores, observe a las personas que parecen esperar a que usted presione el botón de un piso y luego seleccionan uno exactamente debajo o encima del suyo.

La vigilancia a pie por dos personas es más efectiva porque la/el segunda/o vigilante proporciona mayor flexibilidad. Normalmente, un/a vigilante se queda cerca del blanco mientras la/el otra/o permanece más alejada/o. La/El segunda/o vigilante puede que siga al primero por el mismo lado de la calle o que vaya por el lado opuesto. Periodicamente las/os dos vigilantes cambian de posición para que si el blanco nota a uno, pronto quede alejado, haciéndole pensar que estaba equivocado en su sospecha. Es obvio que notar este tipo de vigilancia es más complicado, pero las personas que permanecen alertas a otras en su vecindario, eventualmente notarán a la/el misma/o vigilante a través del tiempo.

La vigilancia a pie con tres o más vigilantes es una de las técnicas más sofisticadas y la más difícil de notar. Generalmente, un/a vigilante permanece detrás del blanco, lo suficientemente cerca para reaccionar a cualquier movimiento repentino. La/El segunda/o vigilante permanece detrás del primero y al mismo lado de la calle, manteniéndolo a la vista. El/La tercer/a vigilante permanece al lado opuesto de la calle, paralelo o apenas detrás del blanco. En sitios donde el blanco no tiene muchas opciones de trayectoria, un/a vigilante puede ir caminando adelante del blanco, donde probablemente no cause sospecha. Las posiciones de las/os vigilantes cambian frecuentemente, generalmente en las esquinas. La/El vigilante directamente detrás del blanco puede que se mueva al lado opuesto de la calle, mientras otra/o vigilante se acerca más al blanco. Con vigilantes adicionales, cualquier vigilante que crea que ha sido descubierto, puede abandonar su posición. El uso de esta técnica sofisticada exige permanecer alerta no sólo a las personas detrás sino también de quienes van al lado opuesto de la calle e inclusive adelante. Si se nota a la misma persona más de una vez a través de una distancia larga, se debe sospechar que está bajo vigilancia aunque no se vea a esa persona continuamente.

Los métodos más comunes para detectar la vigilancia a pie son:

  1. parar abruptamente y mirar hacia atrás
  2. cambiar de rumbo de repente, devolviéndose
  3. parar abruptamente apenas ha volteado la esquina
  4. observar el reflejo en vitrinas, ventanas u otras superficies reflectivas
  5. entrar a un edificio y volver a salir por otra puerta
  6. caminar despacio y luego rápidamente a intervalos,
  7. dejar caer un pedazo de papel a ver si alguien lo recoge
  8. subirse o bajarse de un bus cuando está arrancando
  9. girar abruptamente varias veces o caminar alrededor de la manzana

Mientras hace esto, observe si hay personas que quedan sorprendidas, que reaccionan de forma rara, que cambian de dirección abruptamente, o que le dan una señal a otra persona. Las/os vigilantes normalmente no miran al blanco a la cara, pero podrían hacerlo si se sorprenden o no se dan cuenta de que usted los está observando.

La vigilancia a pie a menudo se utiliza en combinación con la vigilancia en vehículo porque es probable que el blanco use varias formas de transporte. Los vehículos utilizados para la vigilancia son discretos en apariencia y color. Frecuentemente, la luz interior ha sido deshabilitada para que no ilumine el interior del carro cuando se abran las puertas. Los vehículos tendrán dos o más pasajeros para que si el blanco estaciona y camina, la vigilancia pueda continuar mientras el conductor permanece en el vehículo. Cuando están en movimiento, el conductor se concentra en manejar, mientras el pasajero que vigila opera el radio o toma notas. A veces es necesario que las/os vigilantes infrinjan las leyes de tránsito para no perder su blanco. Si usted observa un vehículo que se pasa un semáforo en rojo, hace una vuelta prohibida, se pasa del límite de velocidad o cambia abruptamente de carril, y parece que lo hace para no despegarse de usted, debe, por supuesto sospechar de él. La distancia entre un vehículo de vigilancia y el del blanco variará dependiendo de la velocidad de los vehículos y del tráfico. Las/os vigilantes tratarán de permanecer a uno o dos vehículos de distancia de su blanco.

La vigilancia en vehículo, como la vigilancia a pie, puede llevarse a cabo usando sólo un vehículo o con dos o más. La vigilancia con un vehículo tiene los mismos problemas que la vigilancia a pie por una persona. El blanco debe mantenerse a la vista todo el tiempo y el mismo vehículo lo sigue. Las/os vigilantes pueden tratar de superar esta desventaja cambiando de puesto en el vehículo; cambiando de sombreros, gafas, sacos o abrigos; cambiando las placas; y girando en las esquinas y luego reiniciando el seguimiento. Esto obliga a la persona quien sospecha que la/lo vigilan a recordar aspectos del vehículo que no pueden cambiarse fácilmente, como la marca, el modelo, el color, o cualquier daño visible.

El uso de dos o más vehículos permite a las/os vigilantes cambiar de posición o abandonar la vigilancia cuando sea necesario. Un vehículo sigue al blanco y dirige a los demás por radio-teléfono. El otro vehículo puede seguir al blanco, precederlo, o viajar paralelo a éste. En las intersecciones, el vehículo que va detrás del blanco generalmente seguirá derecho, alertando a los demás de la dirección que ha tomado el blanco. Otro de los vehículos de vigilancia tomará el sitio detrás del blanco y continuará dirigiendo a los demás. El vehículo que había seguido derecho se devuelve y toma otra posición de vigilancia. Los cambios de vehículo que dirige la vigilancia continúan a medida que sea necesario.

Quienes tienen rutinas establecidas les permiten a las/os vigilantes usar métodos que son mucho más difíciles de detectar. Por ejemplo, si usted sale de su oficina todos los días a la misma hora y viaja por la misma ruta, o si vive en un sitio remoto con ninguna o pocas rutas alternas hacia su hogar, las/os vigilantes no necesitan seguirla/o durante todo el recorrido. Un método alterno de vigilancia en tales casos es la vigilancia de líder y la vigilancia progresiva. La vigilancia de líder se lleva a cabo con las/os vigilantes viajando delante del blanco y un/a vigilante observa si hay posibles cambios de ruta. Cuando el blanco gira, se toma nota. Al día siguiente la/el vigilante gira donde giró el blanco el día anterior. Así las/os vigilantes van descubriendo la ruta hasta la oficina o residencia, mientras viajan en una posición que no crea sospecha fácilmente. Hay dos formas de vigilancia progresiva. En la primera, las/os vigilantes se posicionan en las intersecciones a lo largo de la ruta probable del blanco. Cuando el blanco gira, se anota y la posición de las/os vigilantes se cambia a la siguiente intersección para observar el siguiente cambio de ruta. Eventualmente este método lleva a las/os vigilantes hasta la oficina o la residencia. En la segunda forma, un vehículo seguirá al blanco por una corta distancia y abandonará el seguimiento. En días sucesivos la/el vigilante comienza a seguir al blanco desde el sitio donde abandonó la vigilancia el día anterior. La vigilancia de líder y la vigilancia progresiva son muy difíciles de detectar, pero no se le debe dar a nadie la oportunidad de usarlas.

Los métodos más efectivos para detectar la vigilancia en vehículo son:

  1. hacer una vuelta en U en un sitio donde es peligrosa
  2. girar a la izquierda o a la derecha (en general, los giros a la izquierda crean mayores complicaciones para las/os vigilantes porque el tráfico que viene puede retrasárles en dar la vuelta)
  3. pasar un semáforo cuando está cambiando a rojo
  4. parar apenas pasa una curva o una loma
  5. darle vueltas a la manzana

En cada caso, observe las reacciones de los vehículos sospechosos. Cualquier vehículo que haga maniobras raras debe notarse. No olvide observar las motos. En muchas partes del mundo los vigilantes las prefieren por la facilidad de movimiento en tráfico pesado.

La vigilancia estacionaria es la más utilizada por las organizaciones terroristas. Como ya mencionamos, la mayoría de los ataques suceden cerca de la residencia o de la oficina porque es la parte de la ruta que menos varía. La mayoría de las personas son más vulnerables en la mañana cuando salen hacia la oficina porque la hora de salida es más predecible que la de llegada.

Las/os vigilantes buscan una posición que les permita observar bien la residencia u oficina sin ser notados ni crear sospecha. Las/os vigilantes buscan sitios para observar que les den la mejor vista del blanco. El tráfico y los peatones, los edificios y el terreno alrededor de cada edificio gubernamental varían según el sitio. Los puntos para observar serán afectados por el tráfico peatonal, el tráfico en horas pico, el cierre temporal de calles, etc. Si las/os vigilantes deciden que no quieren ser vistos, talvez consigan un apartamento u oficina en los alrededores que les ofrezca vista, pero tales sitios talvez no estén disponibles y el contrato de arrendamiento podría proporcionar pistas en una investigación futura. El uso de un apartamento u oficina para vigilancia, aunque es el más difícil de detectar, generalmente no es el método más fácil ni seguro. Muchos equipos de vigilancia usan camionetas con ventanillas a los lados o atrás, las cuales les permiten observar desde el interior. A menudo la camioneta lleva el nombre de un almacén o empresa de servicios, lo cual proporciona un pretexto para estar estacionada. El conductor talvez estacione y se retire del vehículo, dejando al equipo de vigilancia adentro. Algunos equipos de vigilancia usan automóviles para la vigilancia estacionaria, estacionando lo suficientemente lejos de la residencia u oficina para no ser observado, usando otros vehículos para despistar, estacionando el vehículo en la dirección opuesta del blanco y utilizando los espejos retrovisores para observar.

Donde no es posible vigilar la residencia u oficina sin ser observados, las/os vigilantes tienen que ingeniarse una razón valedera para estar en el área. Los tipos de maniobras usadas están limitadas sólo por la imaginación de la/el vigilante. Algunas de las más comunes son las reparaciones de automóviles, las ventas puerta a puerta, las cuadrillas de reparaciones de servicios, los amantes en el parque, llevar a un perro a pasear, trabajo de construcción, o sentarse en una cafetería. A menudo se utilizan mujeres y menores para dar mayor apariencia de inocencia.

Se debe poner atención a los vehículos estacionados con personas adentro, automóviles con espejos adicionales o de mayor tamaño, personas que aparecen en el área más frecuentemente de lo normal, personas que no están vestidas de manera apropiada, o trabajadores que no parecen estar haciendo mucho.

En caso de ver una camioneta sospechosa, anote cualquier información impresa en los lados, incluso los números telefónicos. Verifique en el directorio telefónico si tal empresa existe. Anote la placa de cualquier vehículo sospechoso y entregue la información a la oficina de seguridad de su empresa para que la investiguen. Acostúmbrese a inspeccionar la vecindad antes de salir a la calle cada día.

La detección de la vigilancia exige mantener un estado constante de alerta, el cual debe convertirse en hábito. No queremos alentar la paranoia, pero tener un buen sentido de lo que normal y lo que es raro en nuestros alrededores podría ser más importante que cualquier otro tipo de precaución que usted tome. Por encima de todo, informe a la Policía sobre cualquier evento raro. Muchas personas quienes han sido secuestradas se dieron cuenta demasiado tarde de que sus sospechas tenían fundamento. Si hubieran informado sobre sus sospechas, su penosa experiencia habría podido evitarse.

Como la vigilancia trata de determinar la conveniencia de un blanco potencial y la mejor oportunidad para un ataque, es esencial evitar la posibilidad de predecirlo. Aunque la recomendación de variar las rutas y horarios de salida y llegada suene trillada, implementarla cada día ha demostrado su efectividad en impedir que los terroristas logren planificar suficientemente. Variar los horarios y las rutas es algo que aplica a las salidas a caminar, hacer compras, y cualquier otra actividad en la cual se puede desarrollar un patrón.



1 Comments:

Blogger No Hassle Loans said...

Hey nice blog. Although it�s not what I was looking for. I am looking for info on Payday Loans or a Payday Advance Loan

5:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home